Competición de Remo (2010). Foto: Juan José �beda / Deporte Andaluz

En el capítulo 1, de esta serie de tres artículos, proponíamos una serie de acciones que podrían contribuir a una economía más sostenible en él ámbito del deporte andaluz. Se trataba de iniciativas relacionadas con el medio ambiente, analicemos otros sectores en los que se pueden señalar objetivos de sostenibilidad.

Fomento de la capacidad innovadora de las empresas.

El Deporte va a abrir en los próximos años muchos y nuevos espacios a la innovación y las administraciones andaluzas tienen que incentivar al empresariado deportivo andaluz para que lideren proyectos de I+D+i en la comunidad autónoma.

Algunos de esos espacios para la innovación estarán relacionados con actividades que ya están marcando tendencia en la práctica deportiva:

  • Empresas dirigidas a gestionar programas de actividad física en el ámbito laboral
  • Entidades mercantiles que ofertarán instalaciones y programas para atender la prescripción de actividad física por parte de la administración sanitaria
  • Empresas de tecnología e informática destinadas a poner en el mercado productos para la gestión de IIDD y de tele-entrenamiento
  • Fabricantes de nuevos productos y soluciones para la optimización energética de IIDD
  • Empresas de diseño, construcción y gestión integral de IIDD urbanas de nueva generación.
  • Empresas de diseño, construcción y gestión integral de IIDD en el medio natural
  • Fabricantes de equipamientos deportivos respetuosos con el medio ambiente y que favorezcan la accesibilidad
  • Empresas de consultoría y gestión del conocimiento empresarial en el deporte

El estudio y la investigación de estas tendencias y de otras que puedan constituir una oportunidad en el mercado de futuro del Deporte, debe de ser una prioridad por parte de la Junta de Andalucía. Este estudio e investigación podría dar lugar a medio plazo a un “Plan Andaluz de I+D+i en el Deporte” que recogiese incentivos para el emprendimiento y la creación de empresas en estos campos.

Racionalización de la construcción.

Este principio tiene una traducción muy directa en la planificación y construcción de las IIDD, tanto públicas como privadas, en Andalucía para los próximos años. Es necesario impulsar cuanto antes el Plan Director de Instalaciones y Equipamientos Deportivos de Andalucía teniendo en cuenta, para ello que hay que:

  • Definir y planificar un modelo de inversión pública, primando criterios de viabilidad futura de las instalaciones
  • Dar prioridad a la rehabilitación de instalaciones ya existentes, dotándolas de nuevos espacios para las nuevas tendencias deportivas y de medidas de ahorro y eficiencia energética
  • Reconocer e impulsar formulas de financiación público-privada
  • Incorporar al tercer sector a la gestión de equipamientos públicos para mejorar los costes de explotación y consolidar el tejido asociativo del deporte andaluz

Extensión y mejora de la calidad de la educación e impulso de la formación continua.

El deporte puede reforzar el capital humano de Andalucía a través del papel que desempeña, tanto en la educación formal como en la no formal. Los valores transmitidos a través del deporte contribuyen a desarrollar el conocimiento, la motivación, las capacidades y la disposición para el esfuerzo personal. El tiempo invertido en actividades deportivas tanto en el colegio como en la universidad aporta unos beneficios en materia de salud y educación que han de ser optimizados.

La administración educativa andaluza puede aumentar la presencia del deporte y la actividad física a través de iniciativas políticas en el ámbito de la educación y la formación, como una competencia clave para el aprendizaje permanente. Se podría valorar, a pesar la complejidad de la medida, el incremento de las horas que se dedican a la semana a la asignatura de educación física en el sistema educativo andaluz; o bien, directamente, aumentar la oferta deportiva en los centros educativos en horario extraescolar.

Además de las iniciativas tomadas por las Consejería de Educación y Deporte para el desarrollo del Deporte en edad escolar en Andalucía, y de cara a dar la mayor visibilidad al valor del deporte en la educación, se podría promover la concesión de un distintivo andaluz a los centros escolares que participen activamente en el impulso y el fomento de la actividad física en un entorno escolar.

Por otra parte, el voluntariado en organizaciones deportivas ofrece numerosas oportunidades de educación no formal, en base a ello, cabría poner en marcha acciones que aprovechasen la política de eventos deportivos que se lleva a cabo en Andalucía para reforzar las acciones de fomento del voluntariado deportivo andaluz.

 Juan Luis Navarro