La ‘Casa’ del deporte autonómico andaluz, que se había terminado de “remodelar y amueblar” en el período excepcional 2004-2008, se tendrá que restaurar debido al deterioro sufrido durante el período de recortes 2009-2014, y a que no se hizo lo suficiente en el período gris 2015-2018. Es decir; los primeros pasos de este nuevo ciclo, se conocerán como el período de restauración, ya que el deporte autonómico andaluz debe superar la cota 2008 para alcanzar cumbre en el futuro.

El cambio de ciclo del deporte autonómico andaluz, inicia su andadura en enero de 2019 con el denominado Gobierno del Cambio (conformado por la coalición PP-Cs), liderado por Juanma Moreno. El nuevo consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda (un hombre del deporte al que deseo los mayores éxitos), y su equipo, deben realizar el correspondiente diagnóstico de los tres períodos mencionados, antes de diseñar la nueva política deportiva del Gobierno andaluz.

Así; entre otras cuestiones, conocerán las siguientes:

A. Período 2004-2008:
1. La tasa de práctica deportiva se incrementó cuatro puntos porcentuales.
2. Las licencias femeninas se incrementaron un 20%.
3. Las federaciones deportivas andaluzas pasaron de 59 a 61.
4. El presupuesto del programa Estrella Elite se triplicó.
5. Las ayudas a los clubes deportivos para participar en el CADEBA (Campeonatos de Andalucía de Deporte Base) se incrementaron un 90%.
6. El número de deportistas, entrenadores y árbitros incluidos en la relación anual de Alto Rendimiento pasó de 380 en 2004, a 530 en 2007.
7. El número de mujeres deportistas de Alto Rendimiento pasó de 72 en 2004, a 131 en 2007.
8. La inclusión de 29 deportistas andaluces en el programa ADO 2008 supuso un incremento del 53% respecto al ciclo Olímpico 2004.
9. El apoyo a los deportistas y técnicos andaluces de deporte de rendimiento a través de los programas Salto y Elite posibilitó multiplicar por 5 el número de becas otorgadas a los mismos, pasando de 131 en 2004 a 576 en 2007.
10. El Plan de Deporte Universitario experimentó un incremento presupuestario del 20,29%.
11. Las políticas de fomento del deporte local (FDL) fueron fundamentales de 2004 a 2008, con un incremento presupuestario del 456,20%. Obviamente, las citadas políticas partían de un presupuesto muy bajo.
12. El apoyo a la celebración de eventos deportivos en Andalucía favoreció el incremento del patrocinio a 400 eventos en 2007, frente a los 129 de 2004.
13. Las campañas de promoción deportiva se multiplicaron por dos.
14. De 2004 a 2007, la Consejería competente en materia de Deporte estuvo presente en el 82% de los pueblos y ciudades de Andalucía y en todas las universidades andaluzas, realizando 769 actuaciones: 135 pabellones, 111 piscinas, 243 construcciones entre campos de fútbol y pistas de atletismo, 56 proyectos de equipamiento deportivo y 224 obras de todo tipo de espacios e instalaciones diferentes a las anteriores.
15. El presupuesto del deporte autonómico andaluz se incrementó un 44 por ciento en total.
16. En 2005, se creó y puso en marcha el POEDA (Plan de Organización de Eventos Deportivos en Andalucía), para ordenar e incrementar el patrocinio deportivo de la Consejería de Deporte.
17. En 2006, la Consejería de Educación creó y puso en marcha en más de 2000 centros escolares públicos de Andalucía, a propuesta del que esto escribe, el Programa Deporte en la Escuela, que después se llamó Escuelas Deportivas.
18. En 2007, se creó y puso en marcha el PROEBA (Programa Estrella Base de Andalucía), para ayudar a “todos” los clubes y deportistas individuales, de 12 a 18 años, que se clasificaran para el correspondiente Campeonato de España de su modalidad y/o especialidad deportiva.
19. También en 2007, se aprobó y puso en marcha el PDIDA (Plan Director de Instalaciones Deportivas de Andalucía), con un presupuesto de 1824 millones de euros en diez años.
20. De 2004 a 2008, se crearon y pusieron en marcha cuatro CETD (Centro Especializado en Tecnificación Deportiva), homologados por el CSD; dos CAE (Centro Andaluz de Entrenamiento); y se construyeron y pusieron en marcha el Centro de atletismo en Antequera (Málaga) y el de vela en Chiclana (Cádiz).

B. Período 2009-2014:
Se suprimieron la Dirección General de Tecnología e Infraestructuras Deportivas y los órganos directivos del IAD (Instituto Andaluz del Deporte) y del CAMD (Centro Andaluz de Medicina Deportiva); así como el Programa de Formación Permanente del Instituto Andaluz del Deporte; su programa estrella, su esencia, su razón de ser, entre otros planes y programas suprimidos.

C. Período 2015-2018:
1. Se aprobó la Ley 5/2016, de 19 de julio, del Deporte de Andalucía que hay que desarrollar.
2. El presupuesto de 2018 fue inferior al de “2008” en más de ¡100 millones! de euros…

Para finalizar este breve artículo de opinión, propongo que se incluya en la Política Deportiva de la Junta de Andalucía, 2019-2023, el siguiente Decálogo de Medidas
Deportivas (DMD):
1. Igualar los presupuestos de 2008.
2. Finalizar el desarrollo normativo de la nueva Ley del Deporte de Andalucía.
3. Aumentar cuatro puntos porcentuales la tasa de práctica deportiva, que de a conocer el Ministerio de Cultura y Deporte en 2019; o la del ODA 2017, en su caso.
4. Convocar anualmente el Programa de Formación Permanente del Instituto Andaluz del Deporte, y restaurar su órgano directivo.
5. Poner en marcha un Programa similar al PROEBA.
6. Posibilitar la igualdad de oportunidades de práctica deportiva, al menos para menores de edad.
7. Poner de acuerdo a los Ayuntamientos y Centros Escolares para generalizar la práctica deportiva, al menos durante la Educación Obligatoria.
8. Conceder las ayudas a las federaciones deportivas andaluzas por objetivos consensuados con la Confederación de Federaciones.
9. Que las ayudas del Programa Estrella Elite se concedan como patrocinio y no como subvención.
10. Modificar la Ley del Deporte de Andalucía para posibilitar la asignación de nuevas competencias a los Ayuntamientos, sin menoscabo de las reconocidas por la LAULA (Ley de Autonomóa Local de Andalucía).

Juan de la Cruz Vázquez