Una campaña de comunicación eficaz es sinónimo de captación, fidelización y refuerzo de imagen de marca. Sea cual sea nuestro objetivo, es fundamental contar con una buena estrategia a seguir para que nuestro negocio funcione. Una buena gestión de la entidad deportiva no siempre lo es todo para garantizar el éxito de la misma: esta gestión debe ir acompañada de un plan de comunicación y marketing que garantice unos buenos resultados que perduren en el tiempo.

  1. Decidimos que es necesario para nuestra organización deportiva elaborar un plan de comunicación. Una vez que tenemos claro esto, el siguiente paso es elaborar una serie de estudios previos que nos ayudarán a conocer en qué punto nos encontramos y qué necesidades tenemos (contextualización, análisis del entorno y de la identidad corporativa).
  2. Estudia tu competencia. Qué hacen, qué mensajes utilizan, qué técnicas usan para enamorar al usuario… Debes ser original y, para ello, tienes que saber qué están haciendo tus empresas competidoras.
  3. En tercer lugar, necesitamos definir y cuantificar los objetivos de nuestra compañía: es muy importante que éstos sean específicos, medibles, alcanzables, realistas y definidos en un periodo de tiempo determinado (siguiendo el modelo SMART). No se recomienda establecer un largo listado de objetivos: piensa en cuáles son los más importantes para la marca en ese momento y ve a por ellos. Algunos ejemplos pueden ser: alcanzar un número determinado de leads, altas en el centro deportivo, ventas de un producto determinado…etc.
  4. ¿A qué público/s nos dirigimos? Es fundamental tener muy claro este punto, ya que de otro modo lanzaremos mensajes al aire sin un receptor claro. Haz un estudio profundo de tu target: define las variables demográficas (ubicación, rango de edad o sexo); socioculturales (nivel adquisitivo, educación, idiomas…), pero ademas analiza qué redes sociales utiliza, cuáles son sus medios de comunicación de cabecera, aficiones…, etc., para saber qué canales debes escoger para llegar hasta ellos.
  5. Ahora sí, llegó el momento de trazar la estrategia que tendrá nuestra campaña de comunicación y marketing: ¿cómo vas a comunicar lo que quieres transmitir? ¿Cómo vas a hacer llegar ese mensaje a tu público objetivo? Estas son las dos cuestiones que debemos hacernos a la hora de elaborar la estrategia que seguirá nuestro plan.
  6. Los mensajes que vamos a lanzar en los diferentes canales deberán ser el resultado del estudio previo a nuestro target. Basémonos en el marketing emocional: el storytelling es una técnica que triunfa actualmente y es una apuesta ganadora. Este es el momento de enfocarnos en nuestros valores, aspectos diferenciales, beneficios y utilizar la fuerza de nuestra marca. Intentemos ofrecer un contenido original y diferente que llame la atención de nuestro público objetivo.
  7. Debemos regirnos a la partida de presupuesto destinado al departamento de marketing y comunicación, por lo que es necesario elegir de forma muy acertada los canales en los que lanzaremos los mensajes que hemos creado. ¿Debemos centrarnos más en los medios online u offline? Lo más efectivo, sin duda, es una mezcla de ambos, lo que se conoce como blended marketing. El siguiente paso será adaptar los contenidos que queremos transmitir a los diferentes canales escogidos, para que así, todo siga una misma línea y estrategia de acción (distintas redes sociales, medios de comunicación del sector deportivo y económico, flyers, vídeos…).
  8. Calendarizar las acciones de marketing y comunicación nos ayudará a que nuestro plan de acción sea mucho más efectivo. Es necesario tener un control de todo lo que que se va a llevar a cabo durante la ejecución de nuestro plan, que todo tenga un sentido y un porqué.
  9. Asigna responsables para cada una de las acciones que vayas a desarrollar. Aquí deberás valorar si es suficiente con el personal con el que ya cuentas en la empresa o si es necesario contratar agentes externos que desarrollen acciones específicas: agencia de marketing, freelance, empresa de fotografía/vídeo, agencia de medios, etc.
  10. Tan importante como la ejecución del plan de comunicación es establecer unos KPI’s (medidores de rendimiento) que nos permitirán, de manera periódica, medir la efectividad de nuestras acciones. A lo largo de todo el desarrollo evaluaremos todo lo que se está llevando a cabo con los siguientes objetivos: saber qué está funcionando y qué no; cambiar, si fuese necesario, el rumbo de una acción concreta si no está funcionando; o conocer si estamos cumpliendo los objetivos que nos marcamos en un principio.

Ahora sí… ¡ya estás listo/a para poner en marcha tu plan de comunicación!

Despega 360º